Búsqueda en playas

En todas las playas, se pierden o se abandonan objetos metálicos de todo tipo: gafas, mecheros, monedas, llaves, alguna joya y sobre todo toneladas de basura de todo tipo (pilas, aluminio, clavos, plomos de pesca…). Las máquinas municipales que periódicamente limpian la arena de la playa, eliminan una parte importante de todos estos elementos, pero otra parte considerable, queda por debajo de su rango de actuación. Muchos de estos elementos son potencialmente peligrosos para los usuarios de una playa debido a su morfología punzante o cortante (clavos, latas) y otros suponen una peligrosa fuente de contaminación medioambiental (plomo, pilas).

Al contrario de lo que  muchos creen, los detectoaficionados  no solo encuentran monedas perdidas o abandonadas en las playas, sino que también retiran anualmente varias toneladas de los elementos metálicos potencialmente peligrosos anteriormente comentados.

Por tanto la labor de los detectoaficionados en las playas se ha de ver como lo que realmente es:

1) Por un lado se recuperan objetos de escaso valor perdidos o abandonados (mayoritariamente monedas de curso legal) que de otro modo jamás podrían ser recuperados.

2) Se recuperan a petición de sus legítimos dueños, objetos que han perdido recientemente en un área determinada (llaves, joyas, gafas, móviles, etc.) y que de otra forma sería imposible que pudieran encontrarlos.

3) Se eliminan anualmente en las playas varias toneladas de elementos metálicos contaminantes y peligrosos que sin la ayuda de detectores de metales sería imposible de localizar y extraer.

LOS DETECTORES

Hoy en el día hay docenas de modelos que cumplen perfectamente con los requisitos para una eficaz búsqueda en las playas, si bien hay algunos modelos a los que dedicándoles tiempo y con la ayuda de la experiencia pueden proporcionar mejores resultados que otros.

LAS HERRAMIENTAS PARA LA PLAYA.

En este aspecto, sin duda, hay multitud de posibilidades de elegir una herramienta para excavar acorde al tipo de playa y a los gustos y costumbres particulares de cada buscador. Hay multitud de artefactos caseros que dan muy buenos resultados, pero sin duda los más conocidos y usados son los dos que mencionamos a continuación:

Nosotros recomendamos una piqueta o azada con la hoja de buena calidad, con la cual en 2 ó 3 golpes se pueden desenterrar la mayoría de los blancos. Una azadita de jardín con un mango de unos 50-60 cm. es más que suficiente para la mayor parte de las ocasiones.

Otra herramienta muy interesante es el uso de scoops ya que su uso previene futuras lesiones y si la arena no es muy gruesa, nos podría facilitar el trabajo.

Por ello, dependiendo del tipo de arena con que vayamos a encontrar en cada playa usaremos una herramienta u otra.

 CONSEJOS BASICOS PARA LA BÚSQUEDA EN PLAYAS:

Tapad siempre los agujeros que hayáis hecho y retirad toda la basura que podáis. Os ganareis la simpatía de la gente. Intentad molestar lo menos posible a las personas que están tranquilamente tomando el sol. En nuestra opinión, la mejor hora para ir a detectar a la playa en verano es a partir de las 7 ó las 8 de la tarde, cuando la mayoría de la gente ya se ha ido y las hamacas se han recogido.

Tened paciencia, mucha paciencia con los críos. A no ser que vayáis de noche, tendréis siempre un enjambre de pequeños monstruos a vuestro alrededor preguntando, tocando, saltando y pisando el plato de vuestro detector. Paciencia. Recordad que vosotros también fuisteis niños y erais igual de pesados. Intentad explicarles de forma sencilla lo que estáis haciendo pero nunca, nunca, cometáis el grave error de darles una moneda: no os los quitaréis de encima en todo el día.

Ojo con los días que sopla viento fuerte desde el mar si vuestro detector no es sumergible. Antes de que os deis cuenta estaréis cubiertos por multitud de gotitas de agua salada que desde luego no beneficiarán en nada a vuestro aparato.

Parece increíble lo inconscientes que pueden llegar a ser algunos individuos. No hay día que no retiremos de la arena una docena o más de cristales procedentes de botellas rotas. La mayoría los encontramos por casualidad al desenterrar algún blanco, así que cuidadito con meter la mano sin mirar antes lo que hay entre la arena. Es obvio que tampoco es nada recomendable el rastrear yendo descalzos.

Anuncios

Publicado el 30/01/2014 en Sin categoría y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: